Menú Cerrar

La Obesidad Infantil – Un Problema de Todos

Obesidad: trastorno complejo que consiste en tener una cantidad excesiva de grasa corporal. La obesidad no es solo un problema estético. Aumenta su riesgo de enfermedades y problemas de salud, tales como enfermedad cardíaca, diabetes y presión arterial alta. Si la persona es extremadamente obesa, significa que tiene una gran probabilidad de tener problemas de salud relacionados con su peso. – definición de la Clínica Mayo.

Normalmente, o hasta hace unos años, pensábamos en obesidad y la relacionábamos inmediatamente con una persona adulta. Sin embargo, esto ha venido cambiando en el mundo y Costa Rica no es la excepción. Cada vez son más los niños y adolescentes con problemas de sobre peso y obesidad en nuestro país. Los datos del último Censo Escolar de Peso y Talla, realizado en el año 2016, indican una prevalencia del 20.3 por ciento de sobre peso y un 14.3 por ciento de obesidad.

Existen muchas causas relacionadas con la ganancia de peso. Algunas enfermedades, como el síndrome de Cushing, la genética o la herencia familiar, pueden estar relacionadas con la ganancia de peso. Sin embargo, éstas son de las causas menos comunes. Aunque sí se ha visto que genéticamente puede haber una influencia hormonal y/o de comportamiento, que influya en el metabolismo y el peso corporal de una persona, la obesidad se produce simplemente porque hay un exceso de calorías. Osea, se está consumiendo una mayor cantidad de calorías de las que el cuerpo quema a través de la actividad física, o actividades del diario vivir. Esto se conoce como Balance Positivo, el cual ocasiona que el cuerpo almacene ese exceso de calorías que no necesita, en forma de grasa.

El estilo de vida que lleva la mayoría de la gente es sumamente agitado. Vivimos llenos de situaciones de estrés, con muy poco tiempo para cosas fuera del ámbito laboral y eso significa una vida sedentaria, estresada, con muy malos hábitos alimentarios. Sentados, con una pésima postura, frente a una computadora durante largos periodos de tiempo. Jornadas laborales que nos dejan cansados y sin tiempo o ganas para realizar una actividad física y mucho menos para preparar nuestros propios alimentos de una forma correcta y saludable en nuestros hogares. Se crea un círculo vicioso del cual es díficil (mas no imposible) salirse:

¿Resultado de este círculo vicioso? Sobre peso u obesidad, con todos los efectos negativos a nivel corporal, que esto conlleva.

Hemos transmitido estos hábitos a nuestros niños, los cuales cada vez son más sedentarios. Se ven con mayor frecuencia problemas de diabetes, hiperlipidemias, presión arterial alta y otros problemas de salud asociados al sobrepeso/obesidad en poblaciones cada vez mas jóvenes.

“Que niño más saludable, está bien gordito”, es uno de los mitos que se debe derribar en el pensamiento de los padres y cuidadores de nuestra población joven. La gordura no es sinónimo de salud. Todo lo contrario.

La buena noticia es que incluso un nivel mínimo de adelgazamiento puede mejorar o prevenir los problemas de salud relacionados con la obesidad. Los cambios en la alimentación, actividad física y los cambios de conducta, pueden ayudar a perder peso. Los medicamentos recetados y la cirugía para adelgazar son opciones adicionales para tratar la obesidad. Sin embargo, deberían ser considerados como una última opción, dándole prioridad a perder peso de una manera saludable y “natural”, que conlleve también un cambio en nuestro estilo de vida. No es algo que se debe hacer momentáneamente, es algo que debemos ver como una nueva, mejor y más saludable forma de vivir.

El Colegio de Profesionales en Nutrición de Costa Rica, está llevando a cabo una campaña para aclarar y derribar muchos de los mitos relacionados a la buena alimentación. Con esta campaña se espera hacer conciencia sobre el impacto del sobrepeso y la obesidad en la calidad de vida de los menores, la necesidad de mejorar los hábitos alimentarios de las familias y promover la actividad física como paso fundamental en su prevención.

Dra Tatiana Peralta

Licenciada en Nutricion

Universidad de Costa Rica

Fuentes:

Clinica Mayo

Colegio de Profesionales en Nutricion de Costa Rica

La Obesidad Infantil – Un Problema de Todos

Dra Tatiana Peralta

Licenciada en Nutricion

Universidad de Costa Rica

Obesidad: trastorno complejo que consiste en tener una cantidad excesiva de grasa corporal. La obesidad no es solo un problema estético. Aumenta su riesgo de enfermedades y problemas de salud, tales como enfermedad cardíaca, diabetes y presión arterial alta. Si la persona es extremadamente obesa, significa que tiene una gran probabilidad de tener problemas de salud relacionados con su peso. – definición de la Clínica Mayo.

Normalmente, o hasta hace unos años, pensábamos en obesidad y la relacionábamos inmediatamente con una persona adulta. Sin embargo, esto ha venido cambiando en el mundo y Costa Rica no es la excepción. Cada vez son más los niños y adolescentes con problemas de sobre peso y obesidad en nuestro país. Los datos del último Censo Escolar de Peso y Talla, realizado en el año 2016, indican una prevalencia del 20.3 por ciento de sobre peso y un 14.3 por ciento de obesidad.

Existen muchas causas relacionadas con la ganancia de peso. Algunas enfermedades, como el síndrome de Cushing, la genética o la herencia familiar, pueden estar relacionadas con la ganancia de peso. Sin embargo, éstas son de las causas menos comunes. Aunque sí se ha visto que genéticamente puede haber una influencia hormonal y/o de comportamiento, que influya en el metabolismo y el peso corporal de una persona, la obesidad se produce simplemente porque hay un exceso de calorías. Osea, se está consumiendo una mayor cantidad de calorías de las que el cuerpo quema a través de la actividad física, o actividades del diario vivir. Esto se conoce como Balance Positivo, el cual ocasiona que el cuerpo almacene ese exceso de calorías que no necesita, en forma de grasa.

El estilo de vida que lleva la mayoría de la gente es sumamente agitado. Vivimos llenos de situaciones de estrés, con muy poco tiempo para cosas fuera del ámbito laboral y eso significa una vida sedentaria, estresada, con muy malos hábitos alimentarios. Sentados, con una pésima postura, frente a una computadora durante largos periodos de tiempo. Jornadas laborales que nos dejan cansados y sin tiempo o ganas para realizar una actividad física y mucho menos para preparar nuestros propios alimentos de una forma correcta y saludable en nuestros hogares. Se crea un círculo vicioso del cual es díficil (mas no imposible) salirse:

¿Resultado de este círculo vicioso? Sobre peso u obesidad, con todos los efectos negativos a nivel corporal, que esto conlleva.

Hemos transmitido estos hábitos a nuestros niños, los cuales cada vez son más sedentarios. Se ven con mayor frecuencia problemas de diabetes, hiperlipidemias, presión arterial alta y otros problemas de salud asociados al sobrepeso/obesidad en poblaciones cada vez mas jóvenes.

“Que niño más saludable, está bien gordito”, es uno de los mitos que se debe derribar en el pensamiento de los padres y cuidadores de nuestra población joven. La gordura no es sinónimo de salud. Todo lo contrario.

La buena noticia es que incluso un nivel mínimo de adelgazamiento puede mejorar o prevenir los problemas de salud relacionados con la obesidad. Los cambios en la alimentación, actividad física y los cambios de conducta, pueden ayudar a perder peso. Los medicamentos recetados y la cirugía para adelgazar son opciones adicionales para tratar la obesidad. Sin embargo, deberían ser considerados como una última opción, dándole prioridad a perder peso de una manera saludable y “natural”, que conlleve también un cambio en nuestro estilo de vida. No es algo que se debe hacer momentáneamente, es algo que debemos ver como una nueva, mejor y más saludable forma de vivir.

El Colegio de Profesionales en Nutrición de Costa Rica, está llevando a cabo una campaña para aclarar y derribar muchos de los mitos relacionados a la buena alimentación. Con esta campaña se espera hacer conciencia sobre el impacto del sobrepeso y la obesidad en la calidad de vida de los menores, la necesidad de mejorar los hábitos alimentarios de las familias y promover la actividad física como paso fundamental en su prevención.

Fuentes:

Clinica Mayo

Colegio de Profesionales en Nutricion de Costa Rica

Dra Tatiana Peralta

Licenciada en Nutricion

Universidad de Costa Rica

Fuentes:

Clinica Mayo

Colegio de Profesionales en Nutricion de Costa Rica

Publicaciones relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *